30 julio, 2018

La Princesa que quería la luna

Yolanda, hija del más poderoso rey de Portugal, estuvo enferma por comer muchos dulces y los médicos le obligaron a guardar cama. Yolanda tenía doce años y era la princesita más bella del mundo, y también la más mimada de su padre. El rey acudió a la cámara de su hija y se inclinó sobre el lecho de la princesita Yolanda. Pide, hijita mía, lo que quieras, que yo te haré feliz. Gracias, padre mío –contestó la princesita-. Quiero la luna. Si tengo la luna, me pondré buena en el acto. El monarca salió del aposento y convocó en la sala del trono a los diez hombres más sabios de…

error: Content is protected !!